Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Orientación Profesional en España

Orientación Profesional en España

Sección La Orientación profesional en España: Conoce sómo es la Orientación Pofesional en España

Concepto

España, como estado miembro de la Unión Europea considera la Orientación como un proceso continuo que permite a las personas, a lo largo de la vida:

  • Determinar sus capacidades, sus competencias y sus intereses
  • Tomar decisiones en materia de educación, formación y empleo
  • Gestionar el recorrido de su vida personal en lo que respecta a la educación y la formación, en el trabajo y en otros marcos en los que es posible adquirir o utilizar estas capacidades y competencias

La orientación incluye actividades individuales o colectivas de información, de consultas, de evaluación de competencias, de apoyo y de enseñanza de las competencias necesarias para la toma de decisiones y para la gestión de la carrera.

Principios

Así mismo, atendiendo a las resoluciones y sugerencias del Consejo Europeo, las administraciones españolas definen sus respectivos sistemas de orientación de acuerdo con los siguientes principios rectores:

  • Favorecer la adquisición permanente de capacidades de orientación: las habilidades de gestión de la carrera personal, formativa y profesional
  • Facilitar el acceso de toda la ciudadanía a los servicios de orientación
  • Desarrollar la de garantía de calidad en los servicios de orientación
  • Fomentar la coordinación y la cooperación entre las y los distintos protagonistas a nivel nacional, regional y local.

Habilidades para la Gestión de la Carrera

Las habilidades para la gestión de la carrera profesional (HGC) son aquellas competencias que ayudan a las personas a identificar sus habilidades, a desarrollar metas de aprendizaje profesional y a mejorar sus carreras personales y profesionales.

Dentro de estas competencias destacamos:

  • Autoconocimiento.
  • Toma de decisiones.
  • Planificación del proyecto personal y profesional.
  • Habilidades personales.
  • Iniciativa personal y espíritu emprendedor.
  • Habilidades sociales de relación y comunicación.
  • Habilidades de participación activa y dirección.
  • Descubrimiento del mundo laboral.
  • Itinerarios formativos.
  • Hábitos de trabajo y actitudes necesarias para obtener y mantener un empleo.

El trabajo en el desarrollo de las habilidades para la gestión de la carrera profesional puede ayudar a las personas a:

  • acceder y utilizar de forma efectiva toda la variedad de productos de orientación profesional y servicios en el momento y lugar que se adapte a sus necesidades;
  • identificar oportunidades para desarrollar sus metas de aprendizaje y competencias de empleabilidad, además de entender cómo funciona el mercado de trabajo; cómo encontrar un trabajo; apreciar cómo y por qué están cambiando las industrias y los puestos de trabajo individuales dentro de ellas; y los tipos de habilidades que se necesitan para progresar;
  • identificar cómo se puede progresar en el lugar de trabajo;
  • poder tomar mejores decisiones educativas, gestionar el cambio y la incertidumbre a través de la previsión de la planificación y hacer elecciones con seguridad respecto a uno mismo.

Las Administraciones públicas competentes deben diseñar estrategias y promover medidas adecuadas para que, a lo largo de la vida, las personas adquieran esas competencias de forma progresiva y de acuerdo con su edad, situación personal, intereses y expectativas.

La Orientación Profesional en el Sistema Educativo

Todas las administraciones educativas disponen de servicios de orientación presentes en las distintas etapas de las enseñanzas no universitarias tanto obligatorias (Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria) como postobligatorias (Bachillerato; Formación Profesional; enseñanza de adultos y otros programas formativos dirigidos a alumnado con dificultades específicas por riesgo de abandono temprano, necesidades educativas especiales, etc.).

La intervención está organizada por programas, desarrollando las distintas actuaciones en tres ámbitos fundamentales: atención a la diversidad y a los procesos de enseñanza-aprendizaje, apoyo a la función tutorial y apoyo en el desarrollo del plan de orientación académica y profesional.

La orientación profesional se realiza en un primer nivel, por todo el profesorado, como consecuencia de considerar la orientación educativa, académica y profesional parte integrante de sus funciones docentes; y en un segundo nivel, por las estructuras específicas de orientación que determina cada administración autonómica en el ámbito de sus competencias.

Estas estructuras específicas de orientación se constituyen en servicios, equipos, unidades o departamentos de orientación formados por personal docente especializado, que incorporan, junto a la figura del orientador, otros profesionales que coadyuvan a atender las necesidades derivadas de la manifiesta diversidad de capacidades, condiciones, conductas o intereses del alumnado y a garantizar la igualdad de oportunidades.

La orientación profesional se articula a través de planes y programas de orientación y acción tutorial que los Centros de Educación Infantil y Primaria, los Institutos de Educación Secundaria y los Centros Integrados de Formación Profesional desarrollan a través de la acción de los tutores, coordinados por el jefe de estudios y contando con el asesoramiento especializado de los Equipos y Departamentos de orientación que las Comunidades Autónomas, con competencia en materia de educación, ordenan con diferente tipo de reglamentación en cada caso.

Estos planes y programas de orientación educativa y profesional se incardinan en el Proyecto Educativo de Centro y se actualizan anualmente a través de la Programación General Anual, que cada centro docente elabora, desarrolla y evalúa, al amparo de las Instrucciones anuales de organización y funcionamiento que cada Administración educativa dicta al efecto.

La Orientación Profesional en el Ámbito Laboral

La Orientación Profesional en el Sistema de Empleo, está enmarcada, por su formulación normativa a través de La Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo y La Guía Técnica de Referencia para el desarrollo de sus Protocolos, así como por la planificación anual efectuada en los Planes Anuales de Política de Empleo (PAPE).

Los Servicios Públicos de Empleo, en las oficinas de empleo, ofrecen una cartera de servicios de Información y Orientación Profesional cuya organización se basa fundamentalmente en el enfoque personalizado de los servicios y en la realización de Itinerarios individuales y personalizados de empleo. Este servicio tiene por finalidad ayudar a las y los usuarios a mejorar su empleabilidad, promover su carrera profesional y facilitar su contratación u orientar hacia el autoempleo.

El instrumento fundamental para entender el contexto de la orientación profesional en el ámbito laboral son los Planes Anuales de Política de Empleo (PAPE) que, en base a la colaboración del SEPE con las Comunidades Autónomas, determinan los servicios y programas que van a desarrollar anualmente. Las Comunidades Autónomas pueden optar por realizar servicios y programas de ámbito estatal regulados en la normativa estatal vigente (servicios y programas comunes) o bien realizar servicios y programas de políticas activas de empleo propias, distintos de los anteriores, adaptados a la realidad de las personas desempleadas y del tejido productivo de su ámbito territorial.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar